26 de diciembre de 2012

Santiago Casanova presenta IMision



Santiago Casanova presentó el proyecto IMision en el II Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa. Con este vídeo cerramos el ciclo de publicaciones relativas al encuentro de blogueros celebrado en Santander y que tan buen sabor de boca ha dejado en todos.

Al término de su presentación, se unió a la mesa Carmen Álvarez Mira y ambos mantuvieron un animado coloquio con los participantes del Encuentro.


21 de diciembre de 2012

18 de diciembre de 2012

Mensaje del Concilio Vaticano II a los intelectuales



Continúo comentando los siete mensajes finales del Concilio Vaticano II. Leerlos produce maravilla en el corazón del creyente. Se trata de palabras claras y sencillas dirigidas directamente al corazón de las personas y que constituyen un modo estupendo de anunciar el Evangelio.

El segundo de los mensajes finales, que podréis encontrar íntegramente en este enlace, está dirigido a los intelectuales y a los hombres de ciencia.
"Un saludo especial para vosotros, los buscadores de la verdad, a vosotros los hombres del pensamiento y de la ciencia, los exploradores del hombre, del universo y de la historia; a todos vosotros, los peregrinos en marcha hacia la luz, y a todos aquellos que se han parado en el camino, fatigados y decepcionados por una vana búsqueda".
En un mundo alejado de Dios, en donde la fe es tantas veces despreciada, los intelectuales y los hombres de ciencia tienen una particular responsabilidad. A ellos se dirigen los demás hombres para apagar su sed de verdad. Por ejemplo, ante el horror de la masacre de niños en la escuela de Newton, los medios de comunicación han acudido en seguida a los psiquiatras, queriendo entender las razones que expliquen lo inexplicable. Claro que caben otras interpretaciones, como la que fray Nelson Medina escribió en este blog unos días atrás en su teoría del volcán, pero si provienen de los hombres de fe no son valoradas. 

Pero no se trata sólo de una cuestión de oportunidad. La razón principal por la que el Concilio se dirige a ellos es porque en realidad: el camino de la Iglesia y el de ellos, los intelectuales, es el mismo. "Vuestro camino es el nuestro". ¡Estupenda afirmación! Si Cristo es el Camino, la verdad y la vida, entonces es evidente que seguir a Cristo y buscar sinceramente la verdad pueden identificarse. 

Tanto el camino de la fe como en el de la razón transcurre por zonas en las que predominan las penumbras. En el camino de la fe porque la luz sobrenatural deja tantas veces al alma en una cierta oscuridad, aunque le confiere una firme certeza que le permite caminar con esperanza y alegría. En el camino de la razón, porque la realidad nunca es plana y siempre es mayor lo que desconocemos que lo que realmente comprendemos, por muchos y grandes que hayan sido los avances y descubrimientos realizados en nuestros días. 

El mensaje que el Concilio dirige a los intelectuales es formulado tanto de modo positivo como negativo. 

En positivo: "continuad, continuad buscando sin desesperar jamás de la verdad".

Y en negativo: "Pero no olvidéis: si pensar es una gran cosa, pensar, ante todo, es un deber; desdichado aquel que cierra voluntariamente los ojos a la luz. pensar es también una responsabilidad: ¡Ay de aquellos que obscurecen el espíritu por miles de artificios que lo deprimen, lo enorgullecen, lo engañan, lo deforman! ¿Cuál es el principio básico para los hombres de ciencia sino esforzarse en pensar rectamente?"

El Evangelio es el anuncio gozoso dirigido a los hombres que Dios ama (cfr Lc 2, 12-14). ¿Quiénes son ellos? En primer lugar aquellos que caminan bajo la luz de la fe, envueltos en el don de la gracia divina. Pero también, aquellos que se esfuerzan en buscar la verdad y no hacen oídos sordos a los dictámenes de su conciencia (2). Quienes perseveran en la búsqueda de la verdad, se encontrarán con Jesucristo ineluctablemente. Por eso, el camino de los intelectuales es el de la Iglesia. Ella también los necesita. 

Benedicto XVI pasará quizá a la historia como el Papa del logos. Nadie como él ha criticado al mundo moderno, pero no porque los hombres hayan abandonado la fe, sino porque han dejado de pensar, de razonar seriamente. Eso es lo peor que le puede pasar a un hombre: dejar de pensar. Porque en definitiva quien dejase de hacerlo también perdería la fe. 

A los intelectuales creyentes el Concilio les dirige también un consejo muy oportuno: 

"Tened confianza en la fe, esa gran amiga de la inteligencia. Alumbraos en su luz para descubrir la verdad, toda la verdad. Tal es el saludo, el ánimo, la esperanza que os expresan, antes de separarse, los Padres del mundo entero, reunidos en Roma en Concilio".

Palabras magníficas para alentar a los intelectuales y hombres de ciencia en el Año de la Fe y de la nueva Evangelización.

__________

(2) Me he inspirado libremente en el comentario a Lc 2, 12-14 de Benedicto XVI en su reciente libro "La infancia de Jesús", Planeta, Madrid 2012, p. 83.

17 de diciembre de 2012

Carmen Álvarez, presenta Aleteia


En la tarde del día 6 de octubre, dentro de los actos organizados en el II Encuentro Internacional de blogueros con el Papa, tuvieron lugar las presentaciones de dos novedades punteras en la nueva Evangelización. La primera corrió a cargo de Carmen Álvarez Mira, quien estuvo explicando qué es Aleteia y despertó gran interés entre los asistentes. 

13 de diciembre de 2012

Evangelización y testimonio. Segunda mesa redonda del II Encuentro de Blogueros con el Papa


El sábado 6 de octubre de 2012, en el hotel Milagros Golf de Mogro (Cantabria), tuvieron lugar las mesas redondas en las que diversos blogueros pusieron en común sus experiencias y puntos de vista.
En la primera mesa (ver aquí) se trató la relación entre la Evangelización y la doctrina, desde la perspectiva de los blogueros. Ahora publicamos el vídeo de la segunda mesa redonda en la que participaron varios blogueros que trataron acerca del valor del testimonio en la Nueva Evangelización.






En la segunda mesa de la mañana del día 6 de odctubre de 2012, hablaron jóvenes evangelizadores y nos conmovieron con sus ponencias.

Os aconsejo que los sigáis:

Arelis Marrero, directora de Evangelización Católica (www.evangelizacioncatolica.org)
Mauricio Artieda, director de Catholic Link  (www.catholic-link.com)
Carlos Veci, creador del blog www.siguiendoachesterton.blogspot.com
Lucía Alcalde y Sofía Altimari, en representación de Arguments (www.arguments.com)

A continuación se reproduce también el coloquio con los ponentes, en el que participó también Carmen Álvarez Mira.

Modera el diálogo: Joan Carreras

11 de diciembre de 2012

Para evangelizar en las redes, necesitamos unión


No se si se ha parado a pensar la gran cantidad de redes sociales que existen actualmente. Seguramente les vienen a la memoria Factbook, Tuenti, Twitter, Google+, linkedin, pero hay muchas más y de algunas de ellas, ni siquiera pensamos que sean redes sociales. Les hablo de, por ejemplo, Youtube, Slideshare, Prezzi, etc.

Cada día aparecen nuevas redes sociales que se ajustan a las necesidades específicas de determinados tipos de datos o de personas. Redes de intercambio de videos o de consejos sobre los gatos. ¿Qué más da? Son espacios de intercambio de materiales y de relaciones humanas que generan oportunidades de evangelización.

Es evidente que no se trata de evangelizar el medio, ya que las redes por si mismas no son más que herramientas con las que nos relacionamos. Se trata de evangelizar a las personas que utilizan cada uno de los medios sociales que se van creado. Cada medio social, cada red social, necesita de un equipo de evangelizadores que haga presente a Cristo y a la Iglesia en ese medio.

Podemos poner como ejemplo Myspace, que es una red social orientada a la música,  especialmente adecuada para que esté presente el evangelio. En Myspace no sólo es posible poner música, también se pueden compartir mensajes en mp3, videos y presentaciones. Podríamos hablar también de Linkedin, que es una red social que reúne a profesionales, asociaciones, instituciones, que comparten el espacio laboral-profesional. ¿Cuántas parroquias y asociaciones católicas hay en Linkedin? ¿Cuántos profesionales indican entre sus actividades sus labores dentro de la Iglesia? Poco en ambos casos. Nuestra capacidad de testimonio en las redes es una asignatura pendiente.

Seguramente una de las razones que se pueden dar para no entrar a evangelizar en determinadas redes, es la soledad. ¿Cómo voy a evangelizar solo Myspace? Es cierto. Solos podemos poco o nada, pero juntos podemos mucho más. Además, incluso si entramos a evangelizar solos Myspaces, no estaremos solos, ya que tendremos el apoyo de muchas personas que desde otras redes sociales nos suministran materiales y apoyo. La pregunta es ¿Cómo unirnos si las redes sociales son espacios cerrados en si mismos? La solución a esta pregunta pueden ser los blogs.

Los blogs conforman una red social abierta y accesible desde las demás redes sociales. De hecho, una gran cantidad de las referencias, enlaces y materiales que circulan por las redes sociales, parten de los blog.

Lo maravilloso de todo esto es que formamos parte de una red de blogueros dispuestos a ayudar a quien se atreva a aventurarse en cada una de las redes sociales que existen y en las que irán surgiendo a través del tiempo. En un interesante decálogo que encontré en el blog Yoriento  existía una indicación que tiene que ver mucho con este tema: sin un blog, eres un “sin techo digital”. Quienes se dedican a evangelizar en la red, deberían considerar que tener un blog es algo casi imprescindible. Sin un blog todo lo que hagamos o digamos se perderá en la corriente de charla digital que se genera.

Así que ¡ánimo! y sí lo desean, únanse a nosotros. La unión hace la fuerza. En Blogueros con el Papa estamos en ello.

Néstor Mora

8 de diciembre de 2012

¡Ayuda a Blogueros con el Papa con una donación!

Si desea ayudarnos de forma directa ya posible, puede realizar una donación a la cuenta que figura a continuación. Todas las donaciones son bienvenidas y agradecidas de corazón.

Estos son los datos necesarios para que realice el ingreso desde su banco.


Nº CUENTA “LA CAIXA”
2100-3489-58-2210000669
BENEFICIARIO
Asociación Blogueros con el Papa


Una vez realizada la donación, le agradeceríamos que nos avisara, enviando un mensaje a la dirección  info@bloguerosconelpapa.org

Preguntas frecuentes 

¿Qué destino tienen los fondos recaudados por la Asociación?

Serán utilizados para los gastos de administración y para sustentar la realización de los encuentros anuales. En las asambleas  anuales, se dará cuenta detallada de cómo se han empleado estos fondos.


¿Puedo pertenecer al movimiento de Blogueros con el Papa sin realizar ninguna donación?

Se puede ser simpatizante de forma totalmente gratuita. Solamente es necesario que se inscriba como se indica en este enlace y acepte los fines y objetivos de nuestra asociación. Su blog saldrá listado dentro de la página web, pero no dispondrá de cobertura promocional adicional ni tendrá voto en las asambleas anuales.




3 de diciembre de 2012

La misión del bloguero católico en la nueva Evangelización: la doctrina

Luis Javier Moxó ha querido compartir su ponencia, que pronunció en el II Encuentro de Blogueros con el Papa


Buenos días. Se me ha ubicado en esta mesa de la doctrina, aunque he de confesaros que a mí lo que realmente me gusta, llena, conmueve, hace cambiar, crecer, es el testimonio. Lo digo ya de entrada, porque para mí el cristianismo es más lo segundo, la experiencia constante de un encuentro, más una vida que una norma. Se me pidió que no fuera técnico ni erudito. ¿Puedo serlo, realmente ante mi misión como profesor de Religión Católica y como bloguero, aunque esté a punto de graduarme en Ciencias Religiosas? Si soy consciente de lo que soy, de mi dependencia original, ontológica, y mi
ser criatura, no puedo hacer otra cosa que seguir a Cristo, en la conciencia de mi destino, liberada de mi amor propio.

Me pidió también Don Joan que glosara una frase que él me dijo de Pablo VI “el mundo tiene más necesidad de testigos que de maestros”. Y me encuentro realmente en una encrucijada: soy profesor de Religión y Moral Católica, pertenezco al Cuerpo de Maestros de la Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha, y en mi vida y trabajo no puedo ser otra cosa que testigo de la fe que he recibido, en la que he crecido, sido educado y madurado. Ser testigo de la fe y enseñarla, precisamente yo, no puedo separarlo.

Como dice mi perfil eclesial, el de profesor de Religión Católica, y desde el año 2006, no soy sólo un profesor preparado para una actividad docente y educativa de la que he de responder ante la sociedad. Soy también miembro de una comunidad, la Iglesia, que me envía a la escuela, con una misión específica. Mi enseñanza es una actividad eclesial, pues en el centro mismo de ella está la transmisión de la buena noticia de Jesucristo y su mensaje de salvación, y soy un enviado por la Iglesia para enseñar los contenidos de la fe católica y para dar testimonio, con mi vida, de esa enseñanza.

Paralelamente a esta identidad y misión y, sobre todo, antes de llegar a ser profesor de Religión, desde 1994, he ido desarrollando una presencia en los Medios de comunicación a través de internet, prensa y radio, en orden decreciente, desde mi responsabilidad de Comunicación y Promoción en San Pablo Grupo Editorial, antes Ediciones Paulinas. También en televisión, pero con mucha menos experiencia, a pesar de haber nacido el día de santa Clara (patrona de dicho medio) y de haber “mamado” en casa la relación con el ente público Radio Televisión Española, pues mi madre trabajó, como técnico de montaje y realizadora en el mismo. En esta trayectoria de lo que más me alegro es de haber desarrollado una cierta habilidad para investigar y hallar recursos, información,... pero siempre de cara  a la ayuda a quien lo pueda necesitar de mí y no como pretensión u orgullo vano.




2 de diciembre de 2012

La primera mesa redonda del Encuentro de Santander


El 6 de octubre fue un gran día para los Blogueros con el Papa. Por la mañana temprano fuimos a la ermita de la Virgen del Monte, donde don Juan Carlos -párroco de Mogro- quiso concelebrar junto con el padre Fortea y don Joan Carreras. Fue un momento muy entrañable y ahí rezamos por todos cuantos nos acompañaban espiritualmente en esos momentos. A muchos les hubiera gustado estar ahí con nosotros y nos sentiamos unos privilegiados.

Después de desayunar en el hotel, tuvo lugar la primera Mesa redonda, que trató sobre la Nueva Evangelización y la doctrina. (Podéis clicar aquí para ver el vídeo).

Presidía la mesa Néstor Mora quien presentó a los cuatro ponentes. La conversación fue retransmitida in streaming.

El lema del Encuentro era: "El mundo está más necesitado de testigos que de maestros". En la primera de las mesas, cuyo vídeo compartimos con vosotros, incidía más bien en la necesidad de que el mensaje cristiano se comunique fielmente en sus contenidos.

El primero en hablar fue Iñigo Ben Ruiz, delegado de medios de comunicación de la diócesis de Santander, quien destacó que los blogueros han de servir a la verdad, ayudando a la Iglesia y al Santo Padre en la difusión del mensaje, los cuales valoran positivamente la utilización de estas tecnologías así como la necesidad de estar volcados en la red, sin por ello descuidar el silencio y la meditación.

Después le tocó el turno a don Joan Carreras, quien ilustró un proyecto que varios blogueros con el Papa tenían pensado realizar durante el año de la Fe. Pueden seguirse los inicios de este camino de la nueva Evangelización en www.nosponemosencamino.blogspot.com.

Después Luis Javier Moxó resaltó la importancia de no caer en la sobreexposición de la información y a ser críticos sin ser negativos. Afirmó por otra parte, que el cristianismo es un acontecimiento, una realidad vivida que se transmite y por ello el mensaje siempre es nuevo.

El último en hablar fue el padre Fortea, quien no dejó a nadie indiferente con una intervención divertida y un tanto provocadora.

27 de noviembre de 2012

Smart Santander. Conferencia de Luis Muñoz



Publicamos hoy la tercera conferencia del día 5 de octubre de 2012, en el marco del II Encuentro de Blogueros con el Papa, pronunciada por Luis Muñoz, uno de los mayores expertos en el proceso de adaptación de las nuevas tecnologías a las ciudades. Santander está siendo una ciudad puntera en este campo y Luis Muñoz expuso brillantemente en qué consiste el proyecto Smartsantander, aunque lo hizo adaptando el discurso al tipo de público que le escuchaba. 

video

22 de noviembre de 2012

Rome Reports, explicada por Alberto Chinchilla




Alberto Chinchilla, Subdirector de Rome Reports, nos explica en qué consiste esta nueva agencia de noticias por medio de la televisión, cómo surgió y cuál es el papel que cumple en la Nueva Evangelización.

Este joven periodista, a quien podréis conocer un poco mejor después de leer este enlace, participó en el II Encuentro Internacional de blogueros con el Papa pronunciando esta segunda conferencia del día 5 de octubre pasado, en Santander. De una manera práctica y amena, Alberto Chinchilla compartió con nosotros muchos recuerdos y experiencias que ha vivido en relación a la visita del Papa a Barcelona y otros momentos en los que se ha puesto de manifiesto la importancia de los nuevos medios de comunicación en la Evangelización de la Red. Terminó su ponencia desarrollando el decálogo de todo comunicador, especialmente si lo que pretende es comunicar la propia fe.

Os dejamos con él.


video

17 de noviembre de 2012

Evangelizar en la Red. Carmen Álvarez Mira

video

Primera conferencia del II Encuentro Internacional de Blogueros con el Papa, el día 5 de octubre de 2012, en Santander, a cargo de Carmen Álvarez Mira.

En las próximas semanas iremos publicando las ponencias que se pronunciaron en esos días.

Carmen Álvarez abrió el Encuentro con esta personal reflexión acerca de lo que significa Evangelizar en la Red. Aunque evangelizar siempre debe de ser idéntico en cualquier época -ser seguidor de Cristo y testimoniar la alegría de una vida transformada por la gracia-, sin embargo los modos de hacerlo pueden variar mucho según las épocas y los lugares. En este caso, el nuevo "planeta" o universo de la Red plantea también nuevos retos y exige también nuevos planteamientos.

14 de noviembre de 2012

El mensaje a los gobernantes

El primero de los mensajes finales que los Padres Conciliares quisieron enviar al mundo fue el dirigido a los gobernantes.

Se ha dicho con razón que en Concilio Vaticano II, la Iglesia se reconcilió con la modernidad, no tanto porque asumiera todos sus presupuestos sino porque aceptaba sus pretensiones de autonomía y libertad. Con este mensaje la Iglesia reconoce la autoridad y la responsabilidad de los poderosos de este mundo.
"Nos dirigimos, con deferencia y confianza, a aquellos que tienen en sus manos los destinos de los hombres sobre esta tierra, a todos los depositarios del poder temporal. Lo proclamamos en alto: honramos vuestra autoridad y vuestra soberanía, respetamos vuestra función, reconocemos vuestras leyes justas, estimamos a lo que las hacen y a los que las aplican". 
 Desde el Concilio Vaticano II el mundo no tiene razón alguna para sentir temor de los cristianos. Quizá en otra época, ellos se haya dejado llevar por la fuerza de las ideologías, pero ahora la Iglesia enseña que la Fe trasciende las culturas y las estructuras humanas. No hay que tener miedo en que la Iglesia imponga a la sociedad sus  valores y sus ideas. La Iglesia ama todo lo que de bueno hay en el mundo, empezando por la autoridad que Dios ha otorgado a los que rigen los destinos de los hombres.

Sin embargo, el Concilio recuerda a los gobernantes algunas verdades que conviene no olvidar.
1. Sólo Dios es grande. Sólo Él es la fuente de vuestra autoridad y el fundamento de vuestras leyes.
2. Es Jesucristo quien nos ha enseñado que todos somos hermanos: Él es el gran artesano del orden y la paz sobre la tierra.
3. Es Jesucristo el que bendice el pan de la humanidad, quien santifica su trabajo y su sufrimiento, quien le da alegraís que vosotros no podéis dar y la reconforta en los dolores , que vosotros no sabéis consolar. 
La Iglesia sólo pide una cosa a los que gobiernan los países del mundo.
"No os pide más que la libertad: la libertad de creer y predicar su fe; la libertad de amar a su Dios y servirle; la libertad de vivir y de llevar a los hombres su mensaje de vida".
A los nostálgicos de un orden cristiano temporal, esta afirmación -lo único que la Iglesia pide a las autoridades- les resulta escandalosa.  Y sin embargo se trata de una verdad totalmente radicada en el Evangelio. No son las leyes que se promulguen lo que hace realmente cristiano un país, sino el amor y el respeto a las personas y su libertad. Si los cristianos puede ejercer libremente su fe e influir en la sociedad mediante su buenas obras, ya no hay nada más que pedir.

¿Y si las leyes no son favorables a la Iglesia? ¿Y si no se respetan los principios del Derecho natural? Entonces, deberán ser los cristianos que viven en aquel país quienes influyan en la sociedad. Porque si son libres para poder hacerlo, la Iglesia no pide nada más a los gobernantes.

Joan Carreras del Rincón

31 de octubre de 2012

Una Evangelización Creativa en Respuesta a Halloween



“No destruyan los templos paganos, más bien hay que rociarlos con agua bendita, colocar altares sobre ellos y reliquias. En los lugares donde se solía ofrecer sacrificios a sus ídolos diabólicos, que se celebren festivales Cristianos, de otra forma o costumbre y en la misma fecha. Por ejemplo: En la Fiesta de los Santos Mártires, que los fieles hagan coronas y parrados con ramas para celebrar fiestas de caridad. Al permitir que los conversos experimenten  estos placeres externos, la alegría del alma será más fácil de transmitir. No podemos eliminar todo lo pagano de estas almas salvajes de una sola vez. El hombre no puede escalar la montaña a grandes pasos, sino más bien tomando pasos lentos y  firmes”

                -Papa Gregorio Magno, Carta a Mileto, 601-




                Con estas sabias palabras, el Papa Gregorio Magno aconsejaba a los misioneros que envió a  Inglaterra, durante el siglo VII, entre ellos a San Agustín de Canterbury.  Estas palabras bien pudieran aplicarse hoy en día en el contexto de nuestra cultura neopagana.  No es extraño encontrar en nuestro entorno Católicos celebrando Halloween, hasta en colegios católicos. No hablemos de los orígenes de Halloween porque hay varias hipótesis, lo que nos debe llamar la atención es porqué hay tanta gente dispuesta a exponerse a un culto pagano, vistiéndose con máscaras horribles, promoviendo la cultura de la muerte y exponiendo a sus hijos y seres queridos a envenenamiento, pedofilia, actos de vandalismo, drogas y satanismo.

                Aún en Estados Unidos, ya hay advertencias que no proceden de organizaciones religiosas. Hay tiendas que ponen letreros indicando que ya no quieren que entre gente disfrazada. Las franquicias de McDonald´s han adquirido unas máquinas tipo scanner para revisar los dulces que les dan a los niños.  Mediante este servicio, han detectado navajas, vidrios, droga, agujas, ácidos y hasta pesticidas en los dulces. Una de estas franquicias ubicada en el Sur de Arizona recogió más de 1200 libras de dulces contaminados.

                Además de este tipo de advertencia sobre los dulces, han surgido otras que ya aparecen en los reportes policiacos: la desaparición de niños y jóvenes que son secuestrados por sectas satánicas y por toda una variedad de pedófilos que se disfrazan y aprovechan Halloween, haciendo de los propios niños sus víctimas de ‘Trick or Treat’.

                ¿Qué podemos hacer para evangelizar a las familias que parecen hacer caso omiso aún de las advertencias y reportes policiacos, además de ofender a Dios? El demonio parece haber tenido mucho éxito en convencernos de que la diversión requiere del pecado. No tiene porque ser así, más bien lo contrario. Lo mejor está con los santos, que llenan nuestras mentes y corazones con una gran alegría que abunda aún en quienes los rodean.  Basta revisar las biografías de los santos y sus escritos, para darnos cuenta que su legado es una alegría y dulzura que inunda los corazones, aún a través de lo siglos.

                El demonio se ha penetrado la conciencia de  una sociedad contemporánea cuyo relativismo moral le brinda una hospitalidad que ni siquiera ha pedido, simplemente irrumpe porque se ha quebrantado la Comunión. Es el mismo demonio que sedujo a Adán y a Eva, sólo que no está disfrazado de serpiente. Ahora pide a sus seguidores que se disfracen ellos y le rindan culto, aunque sus seguidores sean Cristianos y juren que aman a Dios. El demonio es el padre de la mentira y la primera mentira es asegurarnos que no existe, que no hay nada malo.  ¿Estamos dispuestos a creerle si la evidencia demuestra lo contrario?

                Preparémonos y organicémonos para decirle NO al demonio. No debemos tenerle miedo, ya que Cristo nos ha redimido, pagando el precio de nuestra redención con su sangre y Nuestro Señor venció la muerte y el pecado con la Resurrección. No debemos dejarle el camino libre al demonio, más bien, hagamos efectivo nuestro Bautismo.

                Muchos Católicos por ignorancia y porque no perseveran en su fe son presa fácil. Es importante que evangelicemos con eficacia. Es muy importante que consideremos la relación que tenemos con las personas. Se pueden dar estas situaciones:

  •      Familias o parejas que celebren Halloween, pero sin relación con sacrificios o rituales que alaben al demonio. En este caso, valiéndonos de la confianza que les tenemos, podemos acercarnos y explicarles lo que significa y porqué no deben hacerlo, explicándoles y hablándoles de corazón para que acepten esta enseñanza. No olvidemos las palabras de San Juan Bosco: “La Educación es cosa del corazón”.


  •       Si no conoces bien a esas personas, pero tienen alguna relación contigo a través de tus hijos, hermanos, primos, etc., cuida de los menores de tu familia que tengan relación con ellos, puedes acercarte a ellos, presentarte o que te presente un amigo (a) mutuo y le puedes manifestar respetuosamente que no deseas que tu familia participe, por tu fe. No les hagas críticas negativas ni uses lenguaje condenatorio o insultos para ellos. Con una actitud hostil e irrespetuosa estarías creando la impresión de que en la Fe Católica no hay lugar para la diversión.  Hay que despedirnos con cortesía de esas personas y ponernos a sus órdenes, con alguna tarjeta de presentación, a través del colegio de los hijos (si es que los suyos asisten al mismo), retirándonos con amabilidad. El testimonio vale más que las palabras. Encomendémoles en oración y Dios nos brindará una oportunidad de acercarlos a su viña.

  •       La cultura ha creado momentum en los niños y a los niños les gusta Halloween, pero no olvidemos que los niños tienen un corazón abierto. Podemos enseñarles otras tradiciones, haciéndolos partícipes de una Fiesta con sentido Cristiano. Por ejemplo: Organizar una fiesta en honor a María, al cierre del mes del Santo Rosario y siendo la Víspera del Día de Todos los Santos, que vengan disfrazados de santitos y angelitos. Se pueden crear incentivos con esos disfraces, que aprendan algo sobre el santo que representan, un convivio para ellos, con dulces y pastelitos. Sus maestros, sus catequistas o sus mismos padres asegurarían que esa fiesta fuera sana y prevaleciera la alegría de los santos.

  •       Coloca un letrero a la entrada de tu casa que diga ‘No aceptamos Halloween’, de tal manera que la costumbre vaya perdiendo terreno.


Todas situaciones nos conducen a asegurar el principio espiritual que nos proponía el Papa Gregorio Magno. Mientras la Iglesia expande su acción misionera a otras tierras, el misionero siempre busca una interacción con la cultura de esos pueblos que le permita ubicar la verdad y la belleza de esas tradiciones paganas en un contexto Cristiano, de tal manera que esos pueblos sean evangelizados y acepten los frutos de la fe, sintiéndose acogidos en la gran Familia de la Iglesia.  Cuando los misioneros son perseguidos, como sucede en los países donde no hay libertad religiosa, entonces la evangelización enfrenta obstáculos mayores.

Lo que inició como una fiesta de Año Nuevo en una cultura pagana entre los celtas, se ha vuelto una fiesta secular donde no hay Año Nuevo que celebrar. Al no haber almas, ni santos que celebrar, se ha eliminado también la dignidad de nuestro destino como hijos de Dios y se ha reducido a una celebración de superstición medieval con relación a los muertos. No enviemos a los niños y jóvenes a celebrar una fiesta que se ha convertido en el equivalente del cumpleaños del demonio, cuando esa fiesta corresponde a los santos.

Hasta el siglo IX, la Iglesia celebraba el Día de Todos los Santos el 13 de Mayo, durante la temporada de Pascua. Recordemos que los santos y los mártires  viven la Pascua del Señor en su plenitud. El Año 835 fue cambiado al 1 de Noviembre para cristianizar los tiempos paganos y traer luz a la oscuridad de la muerte, que es una esperanza para los Cristianos.

Los santos y los mártires nos ofrecen un testimonio que podemos adecuar a nuestra cultura. Así como cada año se reúnen las víctimas y los familiares de los que perdieron la vida aquel fatídico 11 de Septiembre del 2001, en los ataques terroristas a las torres gemelas en Nueva York, para recordar a sus seres queridos, incluyendo memoria en detalle de los sucedido aquel día, también nosotros nos reunimos en torno a la Eucaristía para recordar a nuestros hermanos mayores en la Fe, los santos y los mártires. Su muerte fue una victoria, no fue una derrota, es por eso que no hay duelo sino celebración.

Podemos redimir Halloween con una Vigilia de dos fiestas, o mejor dicho tres, si consideramos el cierre del mes del Rosario, unido al Día de Todos los Santos y al de los Fieles Difuntos.  Podemos mantener la celebración íntegra de estos dos últimos, aprovechando su riqueza litúrgica, pero esa Vigilia, a manera de fiesta comunitaria, nos permitiría evangelizar y desterrar este neopaganismo que se ha interpuesto en nuestras celebraciones. No es la única celebración neopagana que se cruza en nuestro camino. También tenemos los carnavales justo en martes, antes del Miércoles de Ceniza y Mardi Grass, un popular carnaval típico de Nueva Orleans, donde también desfilan máscaras diabólicas, manifestándose topo tipo de degradación moral: embriaguez, drogadicción, homosexuales, nudismo, fetichismo, etc.

En Halloween, debemos discernir el compromiso que realizaron en nuestro bautismo nuestros padres y padrinos y que muchos ya lo hemos hecho a nombre de otros: Mantenernos alejados de las tentaciones del demonio. Esta temporada, la televisión nos satura con muchos programas donde se exalta la brujería, ocultismo y los signos satánicos. Se nos asegura que es diversión, pero no lo es.  Recordemos la advertencia en 1 Tm 4,1: “….algunos apostatarán de la fe entregándose a espíritus engañadores y a doctrinas diabólicas”. La conexión entre ´Trick or Treat´ y el perdón urge ser reclamada. Mientras esperemos que alguna catequista o evangelizador creativo nos presente un formato que enseñe a los niños correctamente este valor, ejerzamos prudencia. Hay quienes no van a dar dulces a los que piden y si reciben algún truco que rebase el nivel de tolerancia, van a llamar a la policía. Hay que sustituir esos anti-valores que implican invadir la morada de otra familia, causar daños y encubrir el acto con un disfraz. Podemos transformarlos en las virtudes y valores  cristianas que debemos promover en nuestra comunidad: Perdón, misericordia, caridad, santificación de nuestras fiestas, humildad y otros más.

-Yvette Camou-

Bibliografía:

Bartunek, John Fr., LC. ‘Should Catholics Participate in Halloween?’ Spiritual Direction. Catholic.net Forum. 2005.

Biblia de Jersusalén.  Desclée de Brouwer. Bilbao 2004. España.

Keating, Karl. ‘What Catholics Really Believe’. Ignatius Press. 1992. Pags. 141-145.

Markus, R.A. ‘Gregory the Great & His World’. Cambridge University Press. 1997. 132-136.

Zyromski, Page McKean. ‘How Halloween Can Be Redeemed’. St. Anthony´s Messenger  Magazine.  Day-by-Day Advent Series. 2010.

30 de octubre de 2012

Consejos para utilizar y sobrevivir a Twitter



Twitter es una herramienta muy interesante para quienes estamos presentes en la redes sociales, pero a la vez, es un terreno complicado de entender para muchos de nosotros. He encontrado en el blog Yoriento una serie de consejos-ideas que son fácilmente transformables para nuestro objetivo: la presencia eclesial en la red y la evangelización. He reconvertido algunos consejos para ajustarlos a nuestros objetivos y adjuntado algunos más que he ido aprendiendo en mi corta vida twittera. Muchos de los consejos son perfectamente aplicables a otras redes sociales, como Facebook, G+, etc. No quiero dejar de agradecer a los, fundadores y participantes en la iniciativa iMision, porque gracias a ellos que conseguido mejorar la perspectiva que no tenía hace unos meses. No duden en visitar su web y seguirlos en twitter.
  • Las redes sociales aumentan tu visibilidad pero hacen más interesante lo que compartes. Es decir, tener una gran red social no hace que un mensaje sin relevancia se transmita. A veces el problema es el formato del mensaje, por lo que es necesario acudir a la creatividad. 
  • La relevancia de lo que compartes no importa si eres un foco de atención social. Dicho de otra forma, la relevancia social siempre importa, lo difícil es determinar para qué la vas a utilizar. ¿Qué es el la relevancia social? Básicamente podemos definir la relevancia social como la capacidad de influir o generar interés en la audiencia potencial que tienes. Justin Bieber es capaz de generar torrentes de interés, diga lo que diga, en sus cuentas en las redes sociales. ¿Por qué? Porque quienes le siguen aceptar cualquier mensaje que le llegue de su “ídolo”. En el caso de la evangelización o la presencia eclesial, la relevancia no suele llegar a las proporciones de una figura del pop, pero un mensaje del Papa en Twitter siempre generará más dinámica que el que envié una parroquia. Lo ideal es ser consciente de lo relevantes que somos, socialmente hablando, y aprovechar esta relevancia a favor de la Iglesia y la evangelización. 
  • Un buen evangelizador-animador eclesial tiene el perfil de seguidores que ha decidido tener y no necesariamente, el número de seguidores que merece tener. Tener más seguidores no te hace mejor, pero sí te hace mejor los más recursos potenciales que manejas. Otra cosa es qué haces con ellos. Si tienes como seguidores a cuatro directores de diarios de gran tirada, puede hacer uso de ese contacto para que un mensaje se difunda. El problema es saber cúando y cómo emplear esos recursos. 
  • Si tu objetivo en Twitter es serio, lo importante es qué seguidores consigues, no el número de seguidores y las estadísticas. Los seguidores interesantes son aquellos que interaccionan (seguidores 2.0) o aquellos que pueden aportar profundidad a los proyectos evangelizadores que llevas a cabo. Por ejemplo, si tienes dos seguidores activos que mueven a decenas de miles de seguidores, lo que les transmitas llegará a más personas de las que aparentemente tienes en tu cuenta de seguidores. El potencial de retwiteo de tus mensajes es más importante que el número de seguidores que tengas. 
  • Si quieres tener más seguidores, relaciónate con afecto con los que ya tienes. Tienes que ser un nudo activo y generar empatía. La calidad y el prestigio a medio y largo plazos tienen que ver mucho más con los contenidos y la conversación que con el marketing que se realice. 
  • Las redes sociales son meritocráticas pero sobrevaloran dos habilidades: la gestión de contenidos y el networking online. Los grandes profesionales son ‘penalizados’ en la Web 2.0 si no saben seleccionar y compartir información de interés y/o no cuentan con apoyos en las redes. 
  • Esto es importante: Sin un blog eres un “sin techo” digital. Vives todo el día tirado en las redes sociales. Redes en donde los contenidos y conversaciones se pierden en la nada tras dos o tres días. Aunque elijamos Twitter para estar al día, sin un blog dentro de una red de autores de blog, eres un barco a la deriva social. 
  • Seguir a alguien puede ser una cuestión de empatía, decidir leerle es una cuestión de interés. Y son dos objetivos diferentes, relacionados por un lado con el networking y las relaciones, y por el otro, con los contenidos y la relevancia. 
  • Nuestros seguidores dicen quiénes somos; a quienes seguimos, lo que queremos ser. O, dicho de otra forma, las personas a quienes seguimos muestran lo que queremos; aquellas que nos siguen, lo que damos. 
  • Aprende observando a los demás. Muchas veces queremos ser maestro de Twitter en dos semanas y esta afición necesita de meses y hasta algún año, para desarrollarse y asentarse. 
  • Twitter cambia constantemente, no te quedes atrás. No puedes quedarte con una dinámica de interacción más de un mes o dos. Si acostumbras a tus seguidores a una pauta y unas formas, terminarás siendo invisible. Lo cotidiano propicia la indiferencia, la creatividad vence la indiferencia. ¿Tenemos que estar reinventandonos constantemente? No hace falta. Miremos cómo actúan los demás, su relevancia y aprendamos de ellos sin dejar de adaptarlo a nosotros y mejorarlo. 
  • Mejor ser muchos y coordinados que estar sólo ante el mundo digital. Crear comunidades twitteras que compartan contenidos, genera relevancia y sobre todo, ideas y afectividad. Aunque algunas personas dudan que pueda haber afectividad y colaboración, en las redes sociales, mi experiencia es totalmente contraria. 
Si se les ocurren o tienen más consejos, no duden en compartirlos. Gracias

28 de octubre de 2012

Entrevista a Néstor Mora


En Zenit han publicado una entrevista realizada al Presidente de la Asociación Blogueros con el Papa. La cláusura del Sínodo sobre la nueva Evangleización pone de nuevo en primer plano la necesidad de hacer llegar el Evangelio a todo ese continente digital todavía por explorar. Os dejamos aquí los primeros epígrafes de este entrevista. Para consultar el texto completo os animamos a seguirla en este enlace.

Los días 5, 6 y 7 de octubre se celebró el II Encuentro de "Blogueros con el Papa" en Santander, España, y es interesante conocer de primera mano qué hay detrás de esta iniciativa. Esta asociación de personas que escriben diarios en la red de dirigen a aquellos que "aprecian la labor y la misión del Papa y desean mostrarle su apoyo".
Sólo se enlazan aquellos blogs que lo han solicitado expresamente, indicando el país al que pertenecen sus autores. Para solicitar el enlace bastará dejar un comentario en cualquiera de las entradas o suscribirse como seguidor del blog.
Néstor Mora es presidente de la Asociación Internacional de Blogueros con el Papa. Está casado, tiene tres hijos y es profesor del departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Cádiz. Hemos entrevistado a este innovador de los medios de evangelización que entra plenamente en línea con lo que en estos días tratan los padres, expertos y auditores del Sínodo sobre la Nueva Evangelización para la Transmisión de la Fe.
¿Qué es y cómo nació "Blogueros con el Papa"?
--Néstor Mora: “Blogueros con el Papa” espontáneamente como un movimiento internacional de blogueros que en el mes de junio de 2010 unieron sus esfuerzos para apoyar al papa Benedicto XVI, especialmente para la preparación de las visitas a Santiago de Compostela y Barcelona, durante el año 2010 y de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid 2011. Coincidiendo con el inicio de la JMJ 2011 se realizó el primer encuentro de "Blogueros con el Papa" en Madrid y se decidió ir dando pasos para la consolidación dentro de los diferentes ámbitos naciones, como asociaciones y de forma internacional, a través de una federación de asociaciones. En estos momentos ya estamos asociados legalmente en España y esperamos que se vayan creando otras asociaciones poco a poco.
¿Cuales son sus objetivos?
Desde sus orígenes, Blogueros con el Papa ha perseguido como principal objetivo de su unión el apoyo incondicional a la persona del Romano Pontífice y al ministerio por él ejercido. Ésta es al mismo tiempo la nota distintiva de los miembros y la finalidad principal de la Asociación.
--Néstor Mora: También es un objetivo primordial de la Asociación, aunque no necesariamente de todos sus miembros, la Evangelización en internet y en las redes sociales mediante el recurso de las nuevas tecnologías.
Aunque no figure en nuestros estatutos, en todos nosotros existe un interés especial en sentirnos y conformar una comunidad de creyentes que evangelizamos utilizando las Nuevas Tecnologías de la Información.
Blogueros con el Papa se pone bajo la protección de san Pedro Apóstol y de santa Teresa de Ávila, que son sus santos patronos.

26 de octubre de 2012

Los siete mensajes finales del Concilio Vaticano II

Me ha llamado la atención el poco interés que han suscitado los Mensajes finales del Concilio Vaticano II. Al menos ésa es la impresión que tengo.

Cuando leí en la homilía de Benedicto XVI, pronunciada el 11 de ocubre durante la apertura del Año de la Fe, que al final de la misa y antes de la bendición iba a hacer entrega de los siete mensajes finales del Concilio Vaticano II y del Catecismo de la Iglesia, entendí que no sólo se quería significar el motivo de la celebración -cincuenta años del Concilio y veinticinco del Catecismo-, sino también invitar a su lectura.

¿Qué importancia tienen los siete mensajes finales del Concilio Vaticano II? ¿Acaso no son los textos menos importantes del Concilio? ¿Por qué son precisamente ésos, los documentos del Concilio elegidos para ser presentados de nuevo a la Iglesia de forma solemne?

Estas son las preguntas a las que he intentado dar respuesta en mi interior durante estos días. Y lo primero que he constatado era el simple hecho de que no recordaba ya la existencia de unos mensajes finales del Concilio. Digo no recordaba, porque he de pensar que sí los habré conocido en algún momento en mis años de estudio de Teología y Derecho canónico. Pero el hecho crudo es éste: no los recordaba y por lo tanto carecían de importancia para mí.

En seguida surgió el propósito de hacerme con ellos, no sólo para leerlos sino también para estudiarlos. Es una lectura muy recomendable. El pasado miércoles me fui a un lugar tranquilo para "rezar" con ellos. El que podéis apreciar en las imágenes que os muestro en este post. Allí surgió la idea de escribir algunos comentarios a cada uno de los mensajes finales.

Comenzamos con este comentario general. El Papa Pablo VI es consciente de la trascendencia del momento. Vale la pena reproducir sus palabras en la introducción a los mensajes.
"Venerables hermanos:
La hora de la partida y de la dispersión ha sonado. Ahora debéis abandonar la asamblea conciliar para ir al encuentro de la humanidad a difundir la buena nueva del Evangelio de Cristo y de la renovación de su Iglesia, por la que nosotros hemos trabajado juntos desde hacía cuatro años.
Momento único éste, de una significación y de una riqueza incomparables. En esta asamblea universal, en este momento privilegiado en el tiempo y en el espacio, convergen a la vez el pasado, el presente y el porvenir. El pasado, porque está aquí reunida la Iglesia de Cristo, con su tradición, su historia, sus concilios, sus doctores, sus santos. El presente, porque abandonamos Roma para ir al mundo de hoy, con sus miserias, sus dolores, sus pecados, pero también con los prodigios conseguidos, sus valores, sus virtudes. El porvenir está allí, en fin, en el llamamiento imperioso de los pueblos para una mayor justicia, en su voluntad de paz, en sus sed, consciente o inconsciente, de una vida más elevada; esto es precisamente lo que la Iglesia de Cristo puede y debe dar a los pueblos"
La roca y los embates de las olas: la fidelidad al Evangelio
 Tradición y reforma; fidelidad y caridad. La Iglesia quiere ser fiel a su identidad -ella es la Esposa de Cristo, el Pueblo de Dios, el Sacramento universal de la salvación- pero por eso mismo debe de estar siempre abierta a su misión ad gentes. Comprender la inseparabilidad de estas dos dimensiones es difícil. Éste ha sido el drama del postconcilio. En Dios sólo existe el presente. Entre quienes no son capaces de liberarse del pasado a la hora en que se advierte la necesidad de ser eficaces en la Evangelización y aquellos que traicionan los valores perennes del Evangelio y de la tradición para adecuarlos a su programas ideológicos, no hay tanta diferencia como parece a primera vista. Ya se sabe que los extremos se tocan. En definitiva, en ambos casos se encasilla el Evangelio en las estructuras humanas. Esas "casillas" pueden ser las que se crearon en el pasado o las nuevas con las que se pretende encasillarlo para el porvenir. En todo caso, de lo que se trata es de comprender que el Evangelio no es ideología, sino la buena Nueva del amor que Dios nos tiene, a la que respondemos con la fe.

¿Acaso el postconcilio no ha sido una imponente choque de ideologías? Las del pasado y las que estaban de moda en aquellos años.

El Concilio no quería dejarse atrapar por las ideologías, fueran éstas del signo que fueran.

El Concilio es la Nueva Evangelización que el mundo esperaba. La Iglesia no se debe sólo a los cristianos y mucho menos circunscribe su misión al ámbito de su jurisdicción eclesiástica, es decir, a los católicos que pertenecen a ella. Ella quiere que el Evangelio llegue a toda la humanidad y ése el sentido y el título de los siete mensajes finales.

El Papa era consciente de que quizá los textos de los documentos del Concilio podrían resultar muy difíciles de entender para la gran mayoría de los fieles. Con los Mensajes quiere traducir con palabras sencillas y al alcance de todos, lo esencial del Concilio Vaticano II. Que el Evangelio sigue siendo la Buena Nueva para todos y a todos quiere hacerse llegar esa palabra consoladora.
Estas voces implorantes no quedarán sin respuesta. para todas las categorías humanas ha trabajado el Concilio durante estos cuatro años. para todas ellas ha elaborado esta constitución de la Iglesia en el mundo de hoy que Nos hemos promulgado ayer en medio de los entusiastas aplausos de la asamblea.
De nuestra larga meditación sobre Cristo y su Iglesia debe brotar en este instante una primera palabra anunciadora de paz y de salvación para las multitudes que esperan. El Concilio, antes de terminarse, debe llevar a cabo una función profética y traducir en breves mensajes y en un idioma más fácilmente accesible a todos la "buena nueva" que ha elaborado para el mundo y que algunos de sus más autorizados intérpretes van a dirigir de ahora en adelante, en vuestro nombre, a la humanidad entera. 


Joan Carreras del Rincón

21 de octubre de 2012

No es momento de aplaudir, sino de estudiar


Es realmente paradójico y digno de ser meditado el hecho asombroso de que el Concilio Vaticano II haya quedado enmarcado por dos momentos de signo opuesto o contradictorio.

El 25 de enero, cuando el Papa Juan XXIII, anunció al los diecisiete cardenales de la Curia Romana que iba a convocar un nuevo Concilio, la iniciativa fue acogida con una frialdad insólita. Así lo cuenta un historiador: "El Papa se esperaba que, en este momento clave de la alocución, sus palabras fueran interrumpidas por un aplauso, y de hecho se detuvo un instante para facilitarlo. Luego, algo contrariado, continuó. Pero no hubo aplauso tampoco al final del discurso. Los cardenales rodeaban al Pontífice, próximos y distantes, inmóviles como estatuas. El Papa procedió a dar la bendición y se retiró" (1).

Difícilmente se puede pensar un comienzo peor. Qué disgusto se llevaría Juan XXIII al comprobar esa reacción tan gélida de quienes deberían ser un apoyo y una ayuda para él.

En cambio, en la Ceremonia solemne de clausura del Concilio, el 8 de diciembre de 1965, la asamblea presenció,  en medio de entusiastas aplausos, la promulgación de la constitución de "La Iglesia en el mundo de hoy". Tampoco cabía esperar un final más feliz. La Iglesia y el mundo acogieron exultantes el Concilio y se podían esperar grandes frutos.

La importancia de los hechos -y especialmente la de los grandes eventos de la Historia que se escribe con maúsculas- no debe medirse por la cantidad y la duración de los aplausos.

Los cardenales que acogieron fríamente la noticia de la convocatoria del Concilio, tenían seguramente razones más que suficientes para estar preocupados. Desde el punto de vista humano, la decisión del Papa podía parecer disparatada e inoportuna, sino imprudente y peligrosa. Todos los desmanes de la vorágine reformista postconciliar, podrían decirse presentidos por los purpurados. El cardenal Montini -futuro Pablo VI- sostuvo en esos días: "este santo hombre no se da cuenta de en qué avispero se mete".

¿Y qué tenemos que decir de los aplausos de la clausura? Sin duda fueron sinceros y expresaban un entusiasmo realmente sentido por los padres conciliares.

El Año de la Fe, señaló el Papa en su homilía del día 11 de octubre, "no es para conmomerar una efémeride, sino porque hay necesidad, todavía más que hace 50 años". ¿De qué hay necesidad? Precisamente de los documentos que se se produjeron en el Concilio.

No es momento de aplaudir, sino de estudiar.


______________
(1) José Morales, Breve historia del Concilio, Rialp, Madrid 2012, p. 21.

16 de octubre de 2012

La "letra" del Concilio


Me ha causado mucha impresión la lectura de la homilía de Benedicto XVI pronunciada en la misa de inicio del Año de la fe. Se trata de una impresión in crescendo, como sucede a veces con las buenas películas. A medida que pasa el tiempo no puedes sustraerte a la necesidad de repensar lo que te ha impresionado y en ese ejercicio se obtienen nuevas luces y certezas.
"Si hoy la Iglesia propone un nuevo Año de la fe y la nueva evangelización, no es para conmemorar una efémeride, sino porque hay necesidad, todavía más que hace cincuenta años". 
Caramba. Yo lo interpreto así: no estamos ahora como para lanzar cohetes. Entre el año 1962 y el 2012 no sólo median cinco décadas, sino profundas diferencias. En primer lugar, una muy importante. Al parecer, la Iglesia no sentía ninguna necesidad de convocar un Concilio. Fue una corazonada del beato Juan XXIII. La necesidad existía, pero la inmensa mayoría no eran conscientes de ella. Fue el Espíritu Santo quien lo inspiró y nos regaló "el Concilio". Ahora, cincuenta años después, somos capaces de advertir la necesidad del Concilio: la de entonces y, sobre todo, la de ahora.
"Y la respuesta que hay que dar a esa necesidad es la misma que quisieron dar los Papas y los Padres del Concilio".
La conclusión es clara y nos la propone el mismo Benedicto XVI: "Considero que lo más importante, especialmente en una efeméride tan significativa como la actual, es que se reavive en toda la Iglesia aquella tensión positiva, aquel anhelo de volver a anunciar a Cristo al hombre contemporáneo. Pero, con el fin de que este impulso interior a la nueva evangelización no se quede solamente en un ideal, ni caiga en la confusión, es necesario que ella se apoye en una base concreta y precisa, que son los documentos del Concilio Vaticano II, en los cuales ha encontrado su expresión. Por esto he insistido repetidamente en la necesidad de regresar, por así decirlo, a la 'letra' del Concilio, es decir, a sus textos, para encontrar en ellos su auténtico espíritu, y he respondido que la verdadera herencia del Vaticano II se encuentra en ellos".

Resulta chocante que alguien hable de "ir a la letra del Concilio" y más cuando se trata del santo Padre. Clara alusión al tan traído y llevado "espíritu" del Concilio, en cuya virtud se han producido abusos de toda índole y estragos espirituales. Si en 1962 recibimos un regalo, muchos se negaron a abrirlo y cavilaron sobre su contenido a partir de la contemplación del envoltorio. El regalo está todavía sin abrir en muchos sectores o ámbitos de la Iglesia. Es lógico que ante tanto "espíritu del Concilio" muchos hayan caído en la tentación de refugiarse en "nostalgias anacrónicas" -como señala Benedicto XVI- Una lógica tentación, vista la infecundidad de tanta reforma realizada a lo largo de estos decenios.

Una clara lección para todos. Recapitulemos, abandonemos el camino del "espíritu del Concilio", pero no para regresar más allá del Concilio Vaticano II sino para fijarnos en él, en sus documentos, en su "letra".

¡Quien pueda entender que entienda!

Joan Carreras del Rincón

11 de octubre de 2012

"Poneos en camino" (Lc 10, 3)


Comenzamos hoy con inmensa alegría el Año de la Fe.

Los blogueros que hemos recibido el don de la Fe nos sentimos pioneros de la Nueva Evangelización.

Cuando Jesús envió a los setenta y dos discípulos a predicar el Evangelio, les dirigió estas palabras: "Poneos en camino" (Lc 10, 3). Ahora nosotros las sentimos dirigidas a cada uno en particular y a todos en general. La Evangelización consiste en cierto sentido en salir a los caminos. Y los nuestros son  los blogs en los que expresamos nuestro compromiso con la verdad y con el Evangelio.

La convocatoria de Cristo es universal y válida para todos los tiempos. El Santo Padre Benedicto XVI nos ha convocado para el Año de la Fe.

Así como sucedió con Pedro después de la Resurrección de Cristo, así también ahora nosotros queremos estar con el Papa. "Voy a pescar" (Jn 5, 3). Y los apóstoles que estaban con Pedro respondieron: "vamos nosotros contigo". Ésta es la misión de los Blogueros con el Papa: acompañar al Santo Padre por los caminos de la blogosfera.

En la homilía de hoy, dando inicio al Año de la Fe, el Papa ha declarado algo importante: "Hoy más que nunca evangelizar quiere decir dar testimonio de una vida nueva, transformada por Dios, y así indicar el camino". En Santander hemos concluido eso mismo hace unos días.

La Asociación "Blogueros con el Papa" está preparando un Camino para la Nueva Evangelización; un camino que está formado por un proyecto común, al que están invitados todos cuantos blogueros estén interesados en la Nueva Evangelización y en la Celebración del Año de la Fe.

Lo hemos titulado: "Tú eres el Camino". Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Sólo hay un camino posible para ser hijos de Dios y consiste en ser salvados por Jesucristo, el Hijo de Dios. Sin embargo, los discípulos de Cristo están llamados "a dar testimonio de una vida nueva, transformada por Dios, y así indicar el camino". Es decir, en cierto sentido, también nosotros somos camino para los demás.

¿En qué consiste este proyecto?

Es muy sencillo. La directora del proyecto es Eva Carreras, quien hoy mismo ha comenzado un nuevo blog titulado precisamente así: "Nosotros nos ponemos en camino". Ella nos irá explicando en los próximos día en qué consiste. En la entrada de hoy, ha publicado su deseo de ponerse en camino, secundando precisamente la invitación de Jesús y de Benedicto XVI.

Quizá esto sea un aspecto central de la Nueva Evangelización. Dar testimonio consiste en abrazar la Verdad, en dejarse transformar por ella y en celebrarla gozosamente. Eso es "ponerse en camino", anunciar e invitar a otros a participar del mismo gozo que nos anima.

Os animo a que dejéis vuestros comentarios en la primera de sus entradas: Nos ponemos en camino. Allí nos pregunta: ¿Quién se anima?

Todavía no hemos explicado el proyecto. Todo se andará. Pero quien esté animado puede dejar allí un comentario y será convenientemente informado de todos los pormenores.

10 de octubre de 2012

El blog hace al bloguero


He aquí una de las conclusiones que yo saqué en claro del II Encuentro Internacional de blogueros con el Papa: ¡el blog hace al bloguero!

Contaba el padre Fortea, con su habitual buen humor y una dosis de ironía, que con los blogs ha sucedido lo mismo que con el Word, que son demasiados los que se han lanzado a abrir blogs de forma análoga a como también se multiplicaron los novelistas desde el momento en que los programas de texto facilitaban la tarea. Es cierto. Hay demasiados novelistas, ensayistas y blogueros, pensé yo para mis adentros. Sin embargo, en seguida advertí que para ser bloguero es necesario que tu blog te haya configurado como tal, porque no es el bloguero quien hace el blog sino más bien el blog el que hace al bloguero.

Y en esos pensamientos estaba sumido, cuando tocó el turno a Mauricio Artieda y a Carlos Veci, jóvenes blogueros. Con distintas palabras, ambos coincidieron en este punto. La realización de un blog, la necesidad de formarse, la responsabilidad nacida de los post publicados, las relaciones personales que se originan, hace madurar al bloguero y, en cierto sentido, le configura.

Desde hace un tiempo andaba yo un poco desanimado al contemplar la dificultad que tiene la gente joven para ser bloguero. La constancia y la responsabilidad no suelen ser virtudes juveniles. La mayoría de los blogueros que conozco ha pasado ya la juventud desde hace tiempo. Cuál no sería mi alegría al comprobar que el ambiente del II Encuentro Internacional de blogueros con el Papa era predominantemente juvenil. Eso ha sido para mí un motivo de inmensa alegría. Con blogueros así podemos realmente evangelizar la blogosfera.

"Yo no escribí el blog para evangelizar", señaló Carlos Veci.

"Los vídeos que recogemos y publicamos en Catholic Link no son directamente 'católicos', sino que expresan las múltiples situaciones de la vida en las que se pueden descubrir enseñanzas católicas", apuntó Mauricio Artieda.

Claro, al oír hablar de evangelización y de evangelizadores la imaginación nos suele traicionar y nos lleva a pensar en personas mayores que "predican el Evangelio", "dan sermones", "aconsejan a los demás". Y estos dos jóvenes blogueros me estaban mostrando que es el testimonio el principal factor evangelizador. El que sigue a Cristo va siendo transformado por Él y esta transformación se hace presente también en el blog.

Un verdadero bloguero es una persona comprometida con la verdad. Día a día su blog le interpela y le exige y lo va convirtiendo en bloguero. Estos blogueros, cuando son católicos, pueden realizar una profunda evangelización en la red precisamente porque el compromiso con la verdad les sitúa en el camino de la Verdad, que es Cristo. Y sin darse cuenta estarán comprometidos con Cristo y le testimoniarán con su vida y con sus escritos y publicaciones.

Y ésta fue también la lección que nos dieron Lucía y Sofía, de Arguments, quienes explicaron que cuando una persona cuenta su historia nadie puede objetarle nada. Cuando se quiere "adoctrinar", siempre salen objetores. Cuando se expresa la propia vivencia, sólo cabe escuchar. La persona se revela en la "historia" y puede quedar eclipsada por los mensajes doctrinales.

Evangelizar está más relacionado con el testimonio que con la doctrina.

Ésta ha sido una conclusión que ha aflorado en mí al escuchar a estos chicos y chicas que hablaban de su pasión comunicadora con total desparpajo, sin respetos humanos.

El lema del Encuentro era justamente éste: "El mundo está más necesitado de testigos que de maestros" (Pablo VI). Ellos lo demostraron con sus presentaciones.